Fisioterapeuta examinando a un paciente con artritis

La importancia de recuperar la movilidad en las personas con enfermedades reumáticas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La decana del CPFCM, Aurora Araújo, ha intervenido en el I Congreso de Personas con Artritis y Espondiloartritis recordando los beneficios que aportan los programas fisioterápicos.

La decana del CPFCM, Aurora Araújo, ha intervenido en el I Congreso de Personas con Artritis y Espondiloartritis recordando los beneficios que aportan los programas fisioterápicos.

La investigación indica que los programas fisioterápicos que combinan ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento y de estiramiento alivian los síntomas de las personas afectadas por enfermedades reumáticas, mejoran su movilidad y su función articular, aumentan su coordinación y equilibrio, y ayudan a controlar el peso corporal”, ha afirmado Aurora Araújo, decana del CPFCM, durante su intervención en el I Congreso de Personas con Artritis y Espondiloartritis, organizado por la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis).

De hecho, la evidencia científica indica que la inactividad provoca más dolor y, a su vez, problemas para retomar la actividad física.

Metodología

La decana del CPFCM ha apuntado durante su intervención la metodología para tratar a las personas con enfermedades reumáticas. En la fase de inicio, el tratamiento fisioterápico debe trabajar la fuerza muscular y prevenir tanto la aparición de limitaciones articulares como de las deformidades articulares más frecuentes.

En una segunda fase es necesario actuar sobre el empeoramiento de las limitaciones articulares tratando de retrasar nuevas limitaciones, además de valorar la posibilidad de aconsejar la utilización de ayudas técnicas y adaptaciones.

Por último, en una tercera fase, se deben ampliar los recorridos y mejorar las deformidades establecidas, valorando de nuevo el uso de ayudas técnicas y adaptaciones.

Aurora Araújo también ha explicado en el Congreso de Personas con Artritis y Espondiloartritis los tres niveles de ejercicio que se pueden practicar: el terapéutico, el recreativo y/o preventivo, y el competitivo. La decana del Colegio ha insistido en la necesidad de trabajar la flexibilidad, el fortalecimiento, el acondicionamiento cardiorrespiratorio y la conciencia corporal, para mejorar la postura y el equilibrio.

Un fisioterapeuta con experiencia en ejercicios para la artritis puede determinar qué tipo de ejercicios serán de ayuda para mejorar el funcionamiento general y reducir el riesgo de sufrir lesiones”, ha concluido.

Puedes acceder a la ponencia de Aurora Araújo pinchando aquí.

El Colegio ha publicado un vídeo sobre “Fisioterapia y enfermedades reumáticas”. Puedes verlo aquí.

Noticia relacionada

Ir al contenido