Esclerodermia masculina

Convenio con la Asociación Española de Esclerodermia (AEE)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Colegio y la AEE desarrollarán acciones conjuntas que sirvan para la mejora de tratamientos y un trabajo más eficaz de los fisioterapeutas.

El CPFCM y la Asociación Española de Esclerodermia (AEE) han firmado un convenio de colaboración. Como viene siendo habitual, el Colegio se está acercando a las asociaciones de pacientes de cara a poner en valor la figura del fisioterapeuta ante distintas patologías.

El Colegio quiere aproximarse cada vez más a diferentes colectivos de pacientes, como pueden ser los de esclerodermia, de modo que, por un lado, los fisioterapeutas podamos conocer mejor esta patología y su entorno y, por otro, que los pacientes conozcan lo que la Fisioterapia puede aportarles. Es un objetivo que logramos a través de un trabajo conjunto en este caso entre el Colegio y la AEE, poniendo en marcha acciones formativas dirigidas a nuestro colectivo y a la población en general”, explica Mercedes Franco, presidenta de la Comisión de Fisioterapia Dermatofuncional del CPFCM.

La fisioterapia ofrece un amplio abanico de tratamientos, que deben ser individualizados, porque la sintomatología es diversa y no todos los pacientes presentan las mismas secuelas”, añade Mercedes Franco, quien destaca la capacidad de la fisioterapia para mejorar la calidad de vida de las personas con esclerodermia.

En este sentido, Teresa Bello, presidenta de la Asociación Española de Esclerodermia (AEE), señala que “la fisioterapia ayuda a los pacientes con esclerodermia aliviando nuestros síntomas y mejorando nuestras capacidades. Con la fisioterapia aumentamos nuestra movilidad y la fuerza muscular; además, minimizamos la discapacidad y reforzamos nuestra autonomía e independencia, algo muy importante para nuestra autoestima y salud mental. También optimizamos nuestra higiene postural y la funcionalidad de las manos y la musculatura facial; y, por último, desarrollamos nuestra capacidad pulmonar”, aclara Bello, quien considera que la Fisioterapia “es nuestra mejor aliada”.

Por otro lado, el convenio ayuda a romper la “invisibilidad” de esta patología, otra de las dificultades a las que se tienen que enfrentarse las personas afectadas. “Si no se ve la enfermedad parece que no existe”, continúa la presidenta de la AEE. “Nuestro entorno desconfía porque no aprecia signos externos de la esclerodermia. Todo esto hace que tengamos dificultades para hacernos entender entre nuestros allegados, tanto en nuestro entorno familiar, como social y laboral”.

Ir al contenido